El Ministerio de Producción y Agroindustria de Río Negro participó de la apertura del curso de formación de Implementadores de la normativa orgánica argentina, aplicado a la producción vegetal. La capacitación reúne a ingenieros agrónomos de Río Negro y Neuquén y se desarrollará hasta el jueves en General Roca.

El curso, dictado por la Secretaría de Agricultura, Ganadería y Pesca de la Nación, se desarrolla en la sede de CPIA. El ministro de Producción y Agroindustria de Río Negro, Carlos Banacloy, fue parte del acto inaugural y destacó la importancia de los cultivos orgánicos en el país y el mundo.
"Esto tiene que ser un facilitador para que los productores puedan acceder a las certificaciones, que creo que es el gran desafío. Hay que cambiar la lógica de dejar de ver a este tipo de producción como un gasto y no como una inversión. Las certificaciones tienen sus costos, pero también sus beneficios y el Estado es un articulador. En esta mirada integradora que tenemos, no dejamos de mirar el producto, que tiene que tener un formato amigable con los hábitos de los consumidores actuales", señaló Banacloy.
Del acto de apertura también participó por el Ministerio de Producción y Agroindustria el subsecretario de Fruticultura de Río Negro, Pablo de Azevedo, quien resaltó que esta capacitación surgió como demanda de la mesa regional de producción orgánica y agroecológica de Patagonia Norte, la cual se lleva adelante junto a la provincia de Neuquén, instituciones públicas y sector privado, resaltando la necesidad de sumar más actores a la misma y que su participación propicie el diseño de políticas públicas acordes al sector. 
Cada profesional que realiza el curso podrá luego aplicar las actualizaciones de las normativas en las empresas que se desempeñan o en sus emprendimientos, considerando que los ingenieros agrónomos son actores claves en el desarrollo de este tipo de producción. Cabe descarta que Río Negro y Neuquén son dos provincias que encabezan el ránking de producción orgánica a nivel nacional.