Una ronda de negocios organizada por el Ministerio de Producción y Agroindustria de Río Negro, el CFI (Consejo Federal de Inversiones y COVIAR (Corporación Vitivinícola Argentina), reunió a bodegueros de toda la provincia con importadores que comercializan vinos en diferentes mercados del mundo.

La actividad se desarrolló en Allen, en la sede de la Secretaría de Fruticultura, y allí hubo lugar para la degustación y fructíferas charlas de negocios entre quienes producen los vinos más destacados de Río Negro y los importadores.
"Se puso en contacto a las bodegas de Río Negro con importadores. Se dieron a conocer los productos, hubo un intercambio de conocimientos y el hacer de cada bodega. Es el primer contacto para futuras negociaciones y exportaciones", señaló el enólogo y director de vitivinicultura de Río Negro, Marcelo Miras.
"La vitivinicultura siempre es una actividad esperanzadora. Más allá de las inclemencias climáticas que nos van a atrasar en la actividad, siempre es importante seguir manteniendo activa el área comercial de nuestra industria", agregó Miras.
De la ronda de negocios participaron importadores de Perú, Ecuador, Colombia y Costa Rica, además de periodistas.