En Galicia, España se realizó una nueva edición del Congreso Internacional de Lúpulo. El evento se extendió del 3 al 7 de julio, y contó con la participación de profesionales de los principales países lupuleros del mundo.

Por Río Negro estuvo presente el Ingeniero Agrónomo Hernán Testa, técnico de la empresa Patagonia Lúpulos Andinos, quien viajó desde El Bolsón para poder asistir y conferenciar sobre cultivo y manejo. En el evento Testa presentó su trabajo titulado: Improving hop plant nutrition and yield with Bacillus velezensis. 


"La posibilidad de poder compartir conocimiento con las personas que más saben de lúpulo es invaluable para mí, ya que se trata de una industria pequeña, mayoritariamente concentrada en el hemisferio Norte, y el intercambio es muy importante para poder tener una mirada global acerca de los nuevos desarrollos, en un mundo que avanza a gran velocidad con el foco puesto en producir alta calidad de lúpulo mitigando el cambio climático", explicó Hernán Testa. 


La reunión científico técnica se organiza cada 2 años por la International Hop Growers’ Convention (IHGC). La edición anterior tuvo lugar en Alsacia (Francia), antes de la pandemia. 


"Lo más valioso es la red de contactos que se generan al poder presenciar estas jornadas en un marco de gran camaradería y amistad, con gente que comparte la misma pasión, más allá de los diversos orígenes y escalas de producción", señaló. 


En Río Negro existen unas 194 hectáreas implantadas con Lúpulo. El Bolsón ocupa el 70% del total de producción y aproximadamente el 30% restante se divide entre Fernández Oro, General Roca, y Villa Regina, aunque también hay pequeñas producciones en otras partes de la provincia.


El Ministerio de Producción acompaña el cultivo del lúpulo que día a día va adquiriendo más relevancia, asociada al boom de las cervezas artesanales. En este sentido, desde el organismo se financia la incorporación de nuevas tecnologías para los procesos, mejoras en el sistema de riego, y maquinaria agrícola con el objetivo de aumentar la capacidad productiva y los estándares de calidad.