Se construyó un invernáculo en el predio del hospital de la ciudad, que permitirá brindar los conocimientos técnicos para aprender a sembrar y cosechar pensando en una alimentación saludable. Además, se replicarán los contenidos para el aprendizaje de las vecinas y vecinos de la zona.

Estas acciones tienen el objetivo de fomentar y valorizar el trabajo articulado y conjunto, interinstitucional. Juntos por el Agua y RN Nutre son ejemplos claros que reflejan lo exitoso de este tipo de trabajos. Además, sientan bases para continuar generando políticas públicas duraderas en el tiempo. 


El Programa “Invernaderos Miles de Oportunidades”, perteneciente al plan provincial Río Negro Nutre, llegó a General Roca, mediante un trabajo conjunto entre el Ministerio de Producción y Agroindustria, Desarrollo Humano,  INTA.

Este trabajo contribuye a  construir conciencia desde el seno familiar en el uso eficiente y racional del agua, hoy enmarcado en el  “Programa Juntos por el Agua”,  no solo para cuidar este recurso vital y limitado, sino para poder producir aunque sea a pequeña escala, con mayor calidad y cantidad por metro cuadrado. 

“Además es una forma de reconectar con la tierra y los recursos naturales, como lo hacían nuestros abuelos, para producir hortalizas y frutas frescas y saludables donde el encuentro familiar es vital”, se refirió el Subsecretario de Agricultura de Río Negro, Diego Gordon

El Delegado de Alto Valle Centro de Desarrollo Humano, Jorge Farid, comentó que “pedimos autorización al hospital para la construcción de este invernadero escuela, que albergará dos grupos de diez personas cada uno, que luego de las capacitaciones correspondientes recibirán los materiales para la construcción de microtúneles en sus hogares”.

Asimismo, Farid aseguró que “continuamos avanzando también en un segundo Macro – Túnel en la zona de Stefanelli, donde podremos sumar a otras familias. Viene todo muy encaminado, contamos con todos los elementos necesarios y además con el asesoramiento del INTA para estos trabajos”.

La iniciativa apunta a favorecer el acceso a alimentos seguros y promover el camino hacia la soberanía alimentaria, fortaleciendo -a su vez- la producción familiar de alimentos, optimizando la capacidad de las comunidades para enfrentar cuestiones vinculadas a seguridad alimentaria, la salud y la economía.