El ministro de Producción y Agroindustria Carlos Banacloy junto al subsecretario de Agricultura Diego Gordon compartiendo la mañana de ayer con Susana y Juan Curilen, productores que llevan adelante el invernadero en Trailacahue, a unos 20 kilómetros de Comallo

Susana y Juan son parte de la piedra fundamental del Programa KM 0 (Kilómetro cero), que forma parte del Plan Río Negro Nutre, donde nació para irradiar este noble desafío al resto de la Provincia. Es emocionante ver cómo avanza la producción de hortalizas, frutas y aromáticas. Además ellos combinan diversas actividades productivas y cabe destacar que ya producían en invernaderos, pero de pequeña escala.

Hoy tienen la oportunidad de producir mucho más y de manera más eficiente. Son familias que ya contaban con experiencia y que conocen el lugar, la tierra, el clima. Son un verdadero ejemplo de constancia, perseverancia, voluntad, pasión y dedicación por producir alimentos saludables en la línea sur, Patagonia adentro  (un lugar inhóspito) a 1.260 mts de altura sobre el nivel del mar.

La articulación con la Municipalidad de Comallo y su programa MI HUERTA, ya están capitalizando el esfuerzo compartido y ofreciendo a la comunidad alimentos frescos, saludables y a precios justos provenientes de los invernaderos de Trailacahue (Susana y Juan) y la Familia Miüler.

Los invernaderos cuentan con riego por goteo, en el marco del PROGRAMA JUNTOS POR EL AGUA, lo que permite no solo el uso racional del agua en pos del cambio de cultura y la valorización y utilización del recurso, sino una mejor productividad.

Antes del invierno los tres invernaderos comerciales ya estaba construidos y el trabajo comienza a dar sus frutos.

00060944

Cuáles y dónde

En Trailacahue, a unos 20 kilómetros de Comallo a 1260 mts de altura, el primer invernadero  se construyó en el campo de Susana y Juan Curillen, quienes combinan diversas actividades productivas.

La segunda estructura está en Comallo, en el campo de la familia Miüler. Allí, viven Elsa, de 82 años, y su hijo Tito, de 46, y quien hoy se encarga de llevar adelante la producción del campo de 700 hectáreas. Desarrollan ganadería ovina y bobina, producción de alfalfa y un pequeño invernadero.

Los invernaderos de escala comercial, son de 50 metros de largo y 8 de ancho. Podrán aumentar la escala productiva y proveer de un volumen mayor de hortalizas frescas y saludables a los ciudadanos de Comallo y otros parajes.  En ambos casos, el agua que se destinará al riego por goteo es de vertientes naturales instalada por técnicos bajo el programa JUNTOS POR EL AGUA.

Finalmente, el tercer invernadero se encuentra en el Vivero Municipal de Maquinchao y es de 20 metros de largo por 7 de ancho.