La matriz productiva del Alto Valle de Río Negro se va diversificando y un claro ejemplo de ello es la quesería "Páscolo", un emprendimiento de Luis Aiassa y Lisandro Calleri que vieron en el derivado lácteo una oportunidad para mostrar un producto nuevo en la producción regional y una gran apuesta al crecimiento.

Páscolo es un proyecto que nació hace dos años y que tiene su centro de producción a la vera de la ruta nacional N°151 a pocos kilómetros de Cinco Saltos. Lugar en el que Luis y Lisandro comenzaron con pocas vacas pero con la firme convicción de incrementar sus animales, para con ello, sumar más producción de quesos destinada a la zona. 

“Nosotros trabajamos un solo estilo de queso, que es el Gouda, pero saborizados con pimienta en grano, ají, al pesto, pimentón e incorporamos el ahumado. Decidimos saborizarlos ya que observamos que en el mercado faltaba”, sostuvo Lisandro Calleri, socio fundador de Páscolo.

00060904

 

Con la idea de desarrollarse y dar a conocer el producto, se interiorizaron y apostaron por “Punto Río Negro”, un programa que tiene por objetivo jerarquizar la cadena productiva provincial. 

“Punto Río Negro nos parece que es un programa con un potencial impresionante, que nosotros queremos aprovechar. Por eso apostamos a que con la producción de enero y con la ayuda del programa nos podamos mostrar un poco más afuera”, destacó Lisandro. 

Por su parte, Luis remarcó que el proyecto nació como un desarrollo local para recuperar tierras improductivas, para con ello fomentar e incrementar la producción de alimentos locales y en un futuro exportarlos ya que la marca “Patagonia”, está instalada a nivel mundial. 

Además, remarcó que la línea de producción es agroecológica ya que no se usan aditivos, y por otro lado la alimentación de los animales es con alfalfa producida por ellos, sumado a esto, para alimentar a las vacas las van rotando en las diez hectáreas que tienen para cuidar más a los animales y el suelo. 

El Ministro de Producción y Agroindustria de Río Negro, Carlos Banacloy, estuvo visitando el lugar y dijo que “es un proyecto nuevo que se está comercializando muy bien y que, además, abre otras puertas en la matriz productiva del Alto Valle”. 

Asimismo agregó que “la Provincia siempre acompaña estos proyectos, un claro ejemplo es la plataforma de comercialización Punto Río Negro, que es un sello identitario. Además retomar la cultura del tambo en la provincia nos pone muy orgullosos”.  

Conjuntamente sostuvo que “es muy difícil”, encontrar un queso con el sello rionegrino, por eso, que Páscolo apueste por este tipo de producción “es germinar una semilla de algo diferente en el Alto Valle”.

Con la idea de desarrollarse y dar a conocer el producto, se interiorizaron y apostaron por “Punto Río Negro”, un programa que tiene por objetivo jerarquizar la cadena productiva provincial. 

“Punto Río Negro nos parece que es un programa con un potencial impresionante, que nosotros queremos aprovechar. Por eso apostamos a que con la producción de enero y con la ayuda del programa nos podamos mostrar un poco más afuera”, destacó Lisandro. 

Por su parte, Luis remarcó que el proyecto nació como un desarrollo local para recuperar tierras improductivas, para con ello fomentar e incrementar la producción de alimentos locales y en un futuro exportarlos ya que la marca “Patagonia”, está instalada a nivel mundial. 

Además, remarcó que la línea de producción es agroecológica ya que no se usan aditivos, y por otro lado la alimentación de los animales es con alfalfa producida por ellos, sumado a esto, para alimentar a las vacas las van rotando en las diez hectáreas que tienen para cuidar más a los animales y el suelo. 

El Ministro de Producción y Agroindustria de Río Negro, Carlos Banacloy, estuvo visitando el lugar y dijo que “es un proyecto nuevo que se está comercializando muy bien y que, además, abre otras puertas en la matriz productiva del Alto Valle”. 

Asimismo agregó que “la Provincia siempre acompaña estos proyectos, un claro ejemplo es la plataforma de comercialización Punto Río Negro, que es un sello identitario. Además retomar la cultura del tambo en la provincia nos pone muy orgullosos”.  

Conjuntamente sostuvo que “es muy difícil”, encontrar un queso con el sello rionegrino, por eso, que Páscolo apueste por este tipo de producción “es germinar una semilla de algo diferente en el Alto Valle”.

 

Con la idea de desarrollarse y dar a conocer el producto, se interiorizaron y apostaron por “Punto Río Negro”, un programa que tiene por objetivo jerarquizar la cadena productiva provincial. 

“Punto Río Negro nos parece que es un programa con un potencial impresionante, que nosotros queremos aprovechar. Por eso apostamos a que con la producción de enero y con la ayuda del programa nos podamos mostrar un poco más afuera”, destacó Lisandro. 

Por su parte, Luis remarcó que el proyecto nació como un desarrollo local para recuperar tierras improductivas, para con ello fomentar e incrementar la producción de alimentos locales y en un futuro exportarlos ya que la marca “Patagonia”, está instalada a nivel mundial. 

Además, remarcó que la línea de producción es agroecológica ya que no se usan aditivos, y por otro lado la alimentación de los animales es con alfalfa producida por ellos, sumado a esto, para alimentar a las vacas las van rotando en las diez hectáreas que tienen para cuidar más a los animales y el suelo. 

El Ministro de Producción y Agroindustria de Río Negro, Carlos Banacloy, estuvo visitando el lugar y dijo que “es un proyecto nuevo que se está comercializando muy bien y que, además, abre otras puertas en la matriz productiva del Alto Valle”. 

Asimismo agregó que “la Provincia siempre acompaña estos proyectos, un claro ejemplo es la plataforma de comercialización Punto Río Negro, que es un sello identitario. Además retomar la cultura del tambo en la provincia nos pone muy orgullosos”.  

Conjuntamente sostuvo que “es muy difícil”, encontrar un queso con el sello rionegrino, por eso, que Páscolo apueste por este tipo de producción “es germinar una semilla de algo diferente en el Alto Valle”.