El Gobierno Provincial, a través de la Subsecretaría de Pesca del Ministerio de Producción y Agroindustria, y pescadores artesanales, llevaron adelante trabajos de limpieza y ordenamiento de amarraderos en la zona de La Trucha, último sector que restaba limpiar.

“Estas tareas son muy importantes, por un lado porque demuestra que puede convivir la pesca artesanal con el turismo, pero por sobre todo porque evidencia un gran cambio de mentalidad de los pescadores artesanales, quienes se sienten parte del lugar y comprometidos en preservar, cuidar los espacios como propios para el disfrute de todos, pensando sobre todo en el futuro de los recursos de nuestra provincia, los naturales y los productivos”, señaló el director de Coordinación Pesquera, Gastón Mazzei.

Entre las tareas, el pescador artesanal Salvador Pisto y todo su equipo de trabajo recolectaron y re ordenaron desechos.

Esta iniciativa forma parte de un acuerdo que surgió a principio de año entre el secretario de Producción, Fernando Malaspina, y el intendente de San Antonio Oeste, Adrian Casadei, quienes profundizaron sobre la importancia de promover, cuidar y proteger entre todos a las playas, gran atractivo para pescadores y turistas de todo el país.