Región Sur: positivo impacto en la economía de organizaciones de productores.

El apoyo y la promoción de un sistema de comercialización cooperativo consolidan las ventas de lana y acrecientan la competitividad favoreciendo la economía de la Región Sur rionegrina.

El volumen logrado por 10 organizaciones de productores en el último periodo fue de $78.000.000, aportando al sistema productivo y financiero, entre margen diferencial e impuestos, unos $52.000.000 netos.

Las ventas, que se realizaron a través de cinco licitaciones durante noviembre y diciembre de 2019 y enero, febrero y junio de 2020, obtuvieron un valor promedio global de USD 5,07 por kilo de lana, con una calidad promedio de 19,6 micrones (μm) de diámetro de fibra y 57% de rinde al peine.

"Estas organizaciones que nuclean a 385 pequeños productores ganaderos de la Región Sur, con el apoyo de distintas instituciones, lograron vender unos 256.000 kilos de lana a un precio de 306 pesos", señaló el secretario de Ganadería rionegrino, Tabaré Bassi.

Es que la venta conjunta y organizada por parte de los productores ganaderos, “permite acceder más fácilmente a los mercados, y su promoción es clave y estratégica para la competitividad del sector", agregó Bassi.

En las licitaciones de lana confluyen el trabajo de las organizaciones de productores y el personal técnico de diferentes instituciones, como el Ministerio de Producción y Agroindustria, el Ente para el Desarrollo de la Región Sur, el INTA, Prolana y la Ley Ovina, quienes además brindan respaldo financiero, solventando gastos de logística, acondicionamiento y prefinanciación de esquila, entre otros.

Bassi explicó también que "la concentración de lana de pequeños productores en el marco de una organización, permite obtener escala comercial y vender en el mercado formal directamente. Esto no sólo redunda en mayores ingresos para sus familias, sino que también repercute en la economía regional, a través de la compra de alimentos, ropa, materiales para refacciones, inversiones prediales y habitacionales, repuestos para el automotor, servicios, contrataciones, etc".

Además, el carácter organizativo de las ventas, permitió afrontar el escenario negativo que por factores multi causales atravesaba el mercado lanero internacional, sesgado a la baja, y la situación de pandemia conocida por todos.

El precio neto de bolsillo de $306 por kilo, un 70% al valor promedio de acopio regional, situado en 180 $/kg, representando para el productor un diferencial por kilo de $126. Sobre el volumen total comercializado, se deducen $32.201.145 como margen diferencial contra el precio de acopio. A su vez, el carácter formal de este canal comercial, contra la informalidad de las ventas locales, permite un aporte impositivo total de $18.931.901.

Las 10 organizaciones que se encuentran distribuidas en la Región Sur son las Cooperativas Ganaderas Nueva Esperanza (Laguna Blanca), Peumayén (Pichi Leufú), Pichi Cullín (Corralito), Amulein Com (Comallo), Indígena y Calibui (Ingeniero Jacobacci); las Comunidades de Blancura Centro, Pilquiniyeu del Limay; la Sociedad Rural de Comallo y el Grupo de Ganaderos de Los Menucos.